Por qué hay que trabajar la Inteligencia emocional en niños

Inteligencia emcional niños

Poco a poco la Inteligencia Emocional va cogiendo fuerza en la educación de los niños, tanto en los hogares como en las escuelas. Los niños necesitan por lo menos una vez a la semana durante toda su infancia que en la escuela se trabaje la educación emocional. La Inteligencia Emocional es necesaria para las relaciones personales, para la vida futura y en general, para todo.

Los niños necesitan reflexionar sobre las emociones, necesitan identificar y expresar qué piensan y qué sienten y por qué lo hacen. Pero además, también deben entender los pensamientos y los sentimientos de los demás. Los resultados cuando se trabaja con los niños la Inteligencia Emocional, sin duda son sorprendentes.

Los niños, cuando se trabaja con ellos las emociones son capaces de decir y sentir frases del estilo:

  • ‘Me siento mal cuando estoy en clase’
  • ‘Me preocupa no seguir el mismo ritmo que mis compañeros de clase’
  • ‘Me enfado cuando mi padre no me dedica tiempo en casa’
  • ‘No me gusta cuando mis amigos no quieren jugar conmigo y por eso grito, aunque eso es peor’

La infancia es importante para trabajar la Inteligencia Emocional

Con demasiada frecuencia, tendemos a pensar que los niños son incapaz de procesar o de comprender las complejidades emocionales del mundo. Muchos adultos piensan que se les protege al no enseñar a los niños temas poco agradables o más complejos. Pero la realidad, es que los niños absorben todas las emociones de su alrededor, aunque se les oculte. Si no sabe procesarla, es cuando pueden aparecer los problemas.

Los niños desde que comienzan a hablar, pueden aprender a identificar y comunicar los sentimientos. Esto les dará confianza en ellos mismos y podrán expresar sus emociones de forma verbal y abierta. La mayoría de los niños podrán hablar de sus sentimientos y cuando lo logren, podrán tener empatía por los demás. La empatía es necesaria para que nuestra sociedad avance.

Inteligencia emcional niños

El cerebro crece rápidamente

El cerebro de los niños crece a un ritmo muy rápido, los niños están constantemente alerta de lo que ocurre a su alrededor para aprender y absorber toda la información necesaria para desarrollarse. Es igual de importante que los niños aprendan a cepillarse los dientes como a entender la educación emocional, esto les hará mejorar la calidad de vida de forma drástica.

Al enseñar a los niños la inteligencia emocional, a cómo reconocer sus sentimientos, a comprender de dónde vienen y aprender a lidiar con ellos. Las emociones  les enseñan las habilidades más esenciales para su éxito en la vida. EL Coeficiente Intelectual (CI) no es tan importante para el éxito en la vida como sí que lo es la IE. Las personas con un alto nivel de IE pueden tomar decisiones más saludables y tener una mejor calidad de vida en todos los aspectos. 

La importancia de reconocer las emociones

Los niños deben aprender a reconocer y conocer sus emociones. Cuando un niño reconoce sus emociones y la de los demás, tendrá más productividad, un mejor rendimiento académico, unas mejores habilidades de liderazgo, tendrá menos ansiedad, menos probabilidades de caer en depresión y en definitiva, se sentirá bien con el entorno en el que se cuenta. 

Inteligencia emcional niños

5 componentes esenciales de la Inteligencia Emocional

  • El conocimiento de uno mismo. Para conocerse a sí mismo y tener en cuenta las emociones, es importante tener en cuenta algunos puntos:
  • La autoregulación. Ser capaz de regular y controlar la forma en la que reaccionamos teniendo en cuenta las emociones.
  • Motivación interna. Tener un sentido importante de la vida y de lo que somos capaces de lograr.
  • La empatía. Es necesario comprender las emociones de los demás.
  • Habilidades sociales. Ser capaz de construir conexiones sociales.

Los adultos van primero

Como padres, quizá no exista una forma saludable o perfecta de manejar las emociones o a nosotros mismos, y cuando esto ocurre es probable que existan ciertos problemas para enseñar a los niños a manejar sus emociones. Es por todo esto, que si realmente se quiere ver un cambio en los niños, se debe comenzar primero por uno mismo. El mundo adulto debe tomar conciencia de sus emociones para que de este modo, los niños puedan seguir con el ejemplo.

Afortunadamente, los cinco componentes de la inteligencia emocional se pueden enseñar y aprender a cualquier edad. Hay muchas herramientas y técnicas que pueden ayudar tanto a nosotros como a nuestros niños para que comiencen a identificar y entender las emociones tanto propias como de los demás. Este proceso comienza con el reconocimiento, porque eso solo cuando nos damos cuenta de donde estamos seremos capaces de cambiarnos y mejorar nuestra salud mental.

 

 


Categorías

Noticias

Maria Jose Roldan

Maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *