Cuáles son las funciones de un auxiliar de pediatría

pediatría funciones

Los auxiliares de pediatría tienen la importante tarea de velar por la salud de los niños. Se trata de un trabajo totalmente vocacional y muy exigente aunque también es gratificante. Un buen profesional en este campo debe mostrar un gran interés en la mundo de la sanidad y disfrutar a la hora de tratar con menores de edad.

En el siguiente artículo vamos a hablarte de una manera detallada de las distintas funciones de los auxiliares de pediatría y de lo que hace falta para trabajar en este campo de la sanidad.

Cuáles son las funciones de los auxiliares de pediatría

Dentro de la rama de sanidad, el trabajo de auxiliar de pediatría es uno de los más gratificantes y enriquecedores en todos los sentidos. Las funciones principales del auxiliar de pediatría son los siguientes:

  • Encargarse de la higiene de bebés y de niños que se encuentren hospitalizados.
  • Ayudar en los partos.
  • Preparar las habitaciones en las que vayan a ser hospitalizados los niños.
  • Repartir las diferentes comidas en las habitaciones del hospital.
  • Pesar y medir a los bebés y a los niños.
  • Limpieza de las habitaciones del hospital para que estén bien limpias.
  • Ayudar a los pacientes para conseguir que se calmen y se tranquilicen.
  • Acompañar al niño en el caso de que tenga que someterse a una prueba médica o a una operación.
  • Prestar la ayuda necesaria al personal sanitario.

Hay que indicar que las funciones de los auxiliares de pediatría son bastante sencillas y gratificantes, ya que se trata del profesional más cercano con los pacientes.

pediatras

Qué hace falta para trabajar como auxiliar de pediatría

Al igual que ocurre en el caso del auxiliar de enfermería, las funciones propias del auxiliar de pediatría son de carácter asistencial. A partir de aquí hay que indicar que para trabajar como auxiliar de pediatría, solo se exige el haber realizado un curso especializado que aporte la formación necesaria para trabajar en este campo de la sanidad. De esta manera un buen auxiliar de pediatría debe tener amplios conocimientos en los cuidados básicos de los niños, en las distintas patologías pediátricas y en primeros auxilios.

Por último hay que decir que las empresas privadas y los centros especializados en sanidad, establecen una serie de requisitos a cumplir para poder ejercer como auxiliar de pediatría. Sería el caso de tener como mínimo 16 años o contar con la formación necesaria para poder trabajar de la mejor manera posible y ser un excelente profesional.

Qué aptitudes debe tener un buen auxiliar de pediatría

  • Un buen profesional en este campo debe ser bastante tolerante y contar con mucha paciencia. Los niños suelen ponerse muy nerviosos ante cualquier situación médica, de ahí que un auxiliar de pediatría deba tener cierto temple para manejar de la mejor manera posible estas situaciones.
  • Tener cierta afinidad con los niños para tratarlos de una manera adecuada. Debe saber dialogar para que los pequeños se sientan tranquilos y relajados en todo momento.
  • Un auxiliar de pediatría va a trabajar muchas horas y va a tener bastante presión, por lo que es importante que tenga cierta vocación por este trabajo. La motivación es clave y esencial para poder afrontar de la mejor manera posibles las jornadas de trabajo.
  • Debe tratarse de una persona con mucha organización ya que va a recibir continuas órdenes por parte de los cargos superiores. Como tal debe acatar las mismas con mucho orden y sin falta alguna.
  • Un auxiliar de pediatría debe estar pendiente en todo momento de los posibles cambios de salud que pudieran sufrir los distintos pacientes. Debido a esto es importante que cuente con una gran capacidad de análisis además de ser bastante observador.

pediatra

Salidas laborales del auxiliar de pediatría

Lo normal es que el auxiliar de pediatría ofrezca sus servicios en las áreas infantiles de centros médicos y hospitales, ya sean de carácter públicos como privados. También pueden trabajar en centros de pediatría o en colegios. Otro opción es la de ofrecer ayudas en la maternidad y en la atención domiciliaria.

La formación y los conocimientos propios del auxiliar de pediatría hace que pueda ofrecer sus servicios en las enfermerías de las escuelas y de las guarderías. También puede llegar a trabajar en lugares en los que se trate a niños como es el caso de ludotecas o parques infantiles.

Cuál es el salario de un auxiliar de pediatría

Como ocurre con la gran mayoría de las profesiones, el salario va a depender en gran medida de una serie de factores tales como la experiencia del auxiliar o el tipo de centro en el que ejerza sus funciones. De cualquier manera hay que decir que un auxiliar de pediatría en el ámbito privado suele ganar entre 12.000 y 17.000 euros al año.

En definitiva, si te gusta el mundo de la sanidad y te encanta tratar con niños, no dudes en formarte como auxiliar de pediatría. Se trata de una profesión dura y exigente aunque al final resulta ser bastante gratificante en todos los sentidos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.