Efectos negativos que el acoso escolar produce en la víctima

Efectos negativos que el acoso escolar produce en la víctima

El acoso escolar es uno de los problemas más alarmantes de la sociedad actual y del contexto educativo. Algunos famosos también han descrito haber sido víctimas de algún tipo de acoso. La actriz Vanesa Romero, autora del libro “Reflexiones de una rubia”. O el actor Nacho Guerreros, uno de los rostros de La que se avecina, es autor del libro: “Yo también sufrí bullying”. La era tecnológica influye también en la propia evolución de este problema puesto que actualmente, el acoso puede extenderse incluso a la red. Uno de los mejores libros sobre este tema es “Bullying, El acoso escolar”. Un libro de William Voors.

Ante un caso de acoso escolar es muy importante que padres y profesores fomenten una comunicación constante. Es decir, en el momento en el que los padres tienen algún tipo de sospecha, deben ponerlo en conocimiento del tutor del alumno y del director del colegio.

No siempre es fácil identificar qué está pasando porque, en ocasiones, la víctima de acoso oculta aquello que le ocurre por temor o vergüenza. Padres y profesores son un punto de apoyo muy importante para el alumno en la lucha contra el acoso escolar. El libro descrito anteriormente “Bullying: El acoso escolar”; es una herramienta de apoyo muy útil para obtener información. ¿Cuáles son los síntomas del acoso?

Efectos que el acoso produce en la víctima

1. Tendencia al aislamiento. El padecimiento del acoso va derivando en una mayor frecuencia de planes en solitario. El niño o el adolescente experimenta temor al encuentro con los demás al sentirse objeto de burlas por parte de algunos de los compañeros de clase.

2. El niño es más feliz durante el fin de semana o en vacaciones que entre semana cuando tiene que ir a la escuela. El entorno escolar es motivo de angustia, sufrimiento y estrés para el niño. Es decir, vive esta rutina de modo negativo. Por ello, la tristeza es un síntoma posible de acoso escolar.

Efectos negativos que el acoso escolar produce en la víctima

3. Generalmente, la preocupación y el sufrimiento que el alumno experimenta como consecuencia del acoso escolar influye en su estado de ánimo y en su capacidad de concentración. Por esta razón, es posible que el niño tenga peores resultados en sus exámenes.

4. Baja autoestima. Las burlas son caricias emocionales negativas. Es decir, mientras que las caricias positivas son aquellas que aportan reconocimiento social, por el contrario, las burlas afectan al autoconcepto que la persona tiene de sí misma. La persona se observa a sí misma a través del espejo distorsionado del feedback que recibe por parte de los demás. Es decir, interioriza algunos de los mensajes que recibe.

5. La preocupación y el malestar pueden afectar también a aspectos cotidianos del estilo de vida infantil o adolescente. Por ejemplo, el alumno ya no disfruta con actividades que antes le encantaban. Desde el punto de vista del apetito pueden darse dos extremos diferentes. O bien puede confundir el hambre con la ansiedad. O, por el contrario, la preocupación puede producir una especie de nudo en el estómago que roba el apetito. También puede ocurrir que el acoso se muestre a través de síntomas inconscientes como las pesadillas frecuentes durante la noche.

6. Desde el punto de vista personal, la víctima puede mostrarse apagada y con un tono vital bajo. Algo que es el resultado de la pérdida de ilusión.

Te puede interesar

Categorías

Consejos

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL.
Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *