Estudiar y trabajar a la vez: consejos para conciliar

Estudiar y trabajar a la vez: consejos para conciliar

Conciliar el objetivo de estudiar y trabajar al mismo tiempo, es un propósito muy importante. Muchas personas preparan oposiciones mientras trabajan. O realizan una carrera mientras continúan con sus compromisos profesionales. ¿Cómo conciliar con éxito estas tareas? Establece un cronograma de gestión del tiempo, un calendario de actividades realista. En tu plan de acción debes integrar también las renuncias personales que tienes que aplicar para alcanzar estas metas.

Haz una cosa cada vez. Es decir, intenta mantener el orden en las distintas esferas de tu vida. Cuando estés trabajando, trabaja de verdad. Pero no estés pensando en esos momentos en cuestiones académicas.

Consejos para estudiar y trabajar a la vez

Al estudiar y trabajar al mismo tiempo conviene buscar unas características que hagan compatible esta meta. Por ejemplo, es preferible tener un contrato a media jornada o un trabajo de fin de semana para tener tiempo de asistir a clases y estudiar.

Si estás cursando una carrera en la universidad, también tienes la posibilidad de matricularte en pocas asignaturas por año para ir avanzando en tus estudios de un modo gradual. Querer abarcar más de lo que puedes ahora mismo puede hacerte sentir desbordado por un exceso de responsabilidades.

Es importante buscar un equilibrio entre ambos planos, de lo contrario, una actividad puede interferir en la otra de un modo negativo. Si estás trabajando y estudiando al mismo tiempo, concéntrate en todos los beneficios que esto te ofrece: conocimientos actualizados, menor sensación de rutina, mente activa, más formación teórica y experiencia práctica para tu currículum.

Lo ideal es que busques un trabajo de media jornada que esté relacionado con los estudios que estás realizando. De este modo, puedes poner en armonía ambos planos de tu vida al estar vinculados por un eje común. El esfuerzo será grande, sin embargo, la recompensa será todavía mayor. Por tanto, debes estar concentrado en tu objetivo. Lo ideal es que encuentres una tarde por semana en la que puedas desconectar del trabajo y de los estudios. Este espacio es vital para descansar, hacer planes y recuperar energía.

Además, también puedes informar en tu actual trabajo de tu propósito de empezar a estudiar puesto que este deseo de aprender es un valor de marca personal muy valorado por los superiores de la empresa. Informa de este aspecto, especialmente, si estos estudios pueden ayudarte a ascender.

Aprovecha el tiempo de atención de tutorías para hacer preguntas y resolver dudas académicas. Además, si tu horario laboral te lo permite, estudia en la biblioteca donde tienes material de consulta y un entorno de silencio que favorece el aprendizaje.

¿Quieres aprender idiomas?
Saber idiomas es una aptitud fundamental para desarrollar tu futuro profesional. Si quieres más información, aquí la encontrarás:
Aprender idiomasAprender idiomas viajando
Te puede interesar

Categorías

Consejos

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *