Las mejores técnicas de relajación antes de un examen

ansiedad examen

Son muchos los estudiantes los que sufren ansiedad y estrés a la hora de realizar los temidos exámenes. Sin embargo, resulta clave el abordar estos desafíos con técnicas efectivas de relajación que ayuden a calmar y relajar la mente y a mejorar el rendimiento. Lo realmente importante es rebajar los niveles de estrés y conseguir un estado de calma que ayude a realizar el examen de una manera adecuada.

En el siguiente artículo vamos a hablarte de las mejores estrategias para poder relajarse antes de un examen y poder afrontarlo desde la más absoluta serenidad y confianza.

Respiración profunda

Una de las técnicas de relajación más populares entre los estudiantes es la de practicar respiración profunda. La respiración profunda es una técnica bastante sencilla y muy eficaz a la hora de combatir la ansiedad. Al inhalar y exhalar conscientemente, el sistema nervioso se relaja y es mucho más fácil mejorar la concentración. Respira de una manera lenta y profunda, contando hasta cuatro en cada fase. Este ejercicio puede realizarse en cualquier lugar y momento, proporcionando un alivio inmediato del estrés y de la ansiedad.

Pequeña meditación

La meditación es otra de las mejores técnicas a la hora de relajar la mente y reducir la ansiedad. Basta con dedicar unos pocos minutos antes del examen a sentarte en completo silencio, concentrándote en tu respiración y usando afirmaciones que sean positivas. Si es tu primera vez, puedes encontrar infinidad de aplicaciones por Internet y practicar la que más te guste. Es bueno comenzar por poco tiempo e ir aumentando con el paso de las prácticas.

relajar mente

Ejercicio físico

El ejercicio físico suave antes del examen ayuda a liberar endorfinas, reduciendo el estrés y mejorando el estado de ánimo. No hace falta realizar deporte de una manera intensa. Una breve caminata o unos minutos de estiramientos pueden ayudarte a relajar los músculos y mejorar la concentración. Esta técnica no solo beneficia el bienestar mental, sino que también contribuye a un mejor rendimiento de tipo cognitivo.

Visualización positiva

La visualización positiva no es otra cosa que el imaginar que se va a tener éxito en el examen. Dicha visualización consiste en cerrar los ojos y proyectar el proceso de responder preguntas con cierta confianza. Esta técnica ayuda a reducir la ansiedad provocada por el examen y a crear una mentalidad positiva, algo que va a permitir aumentar la autoconfianza antes del examen.

Música relajante

No cabe duda que la música tiene el gran poder de influir en las emociones de las personas. Escuchar música suave y relajante antes del examen puede ayudar a tranquilizarse y a calmar los nervios propios del examen. Lo mejor es optar por escuchar música instrumental o ambiental para evitar distracciones con las letras.

Técnica de relajación progresiva

La técnica de relajación progresiva implica relajar todos los músculos del cuerpo desde los pies hasta la cabeza. Con conciencia, debes experimentar la tensión en cada músculo y luego saber liberarse totalmente. Este ejercicio es perfecto e ideal para liberar la tensión acumulada en el cuerpo y prepararse física y mentalmente para el examen.

relajar examen

Escritura liberadora

Antes del examen, puedes dedica unos minutos a escribir tus pensamientos y preocupaciones en un papel. Este acto de liberación ayuda a despejar la mente y a reducir los niveles de ansiedad. Al poder externalizar todas preocupaciones, puedes abordarlas de manera más objetiva y enfrentar el examen con mayor claridad mental.

Mindfulness

La práctica de mindfulness implica prestar una atención plena al momento del ahora y el presente. No dudes por tanto en conceder unos minutos antes del examen a la observación consciente de todos tus sentidos. Esta técnica es perfecta para reducir la ansiedad, ya que te centras en el aquí y ahora, dejando de lado futuras preocupaciones.

Establecer rutinas

Establecer una serie de rutinas antes de hacer los exámenes ayuda a crear un ambiente de normalidad y reduce la ansiedad. Mantén por tanto una rutina de estudio consistente y hábitos antes del examen, para crear un ambiente tranquilo y calmado antes de enfrentarse al citado ejercicio.

Tiempo de inactividad

Reserva un poco de tiempo antes del examen para hacer algo que te guste y que disfrutes. Desde leer un libro, escucha tu música favorita o realiza una actividad relajante. Este tiempo de inactividad te va a ayudar a desconectar del estrés y entrar en el examen con una mentalidad mucho más positiva.

En definitiva, realizar un examen con seguridad y calma es clave a la hora de obtener un maravilloso resultado en todos los aspectos. Al incorporar algunas de estas técnicas de relajación a tu rutina previa al examen, vas a poder abordar el estrés de una manera mucho más efectiva y mejorar tu bienestar general. Elige las técnicas que mejor se adapten a tus necesidades y que te proporcionen la tranquilidad necesaria para obtener unos buenos resultados académicos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.