Los momentos de ocio son importantes para un buen estudio y un feliz trabajo

Se suele decir que estudiar mucho compensará a la larga al obtener buenas notas y resultados. Lo mismo sucede con el trabajo, pero para este quizás no sea tan importante la cantidad de horas como la calidad de estas para un buen rendimiento laboral. Sin embargo, en ocasiones, no somos conscientes de que tener diversos y buenos momentos de ocio es igual de importante para tener un buen estudio luego o un feliz trabajo.

Hace días escuché una conferencia en la que una persona bastante exitosa decía que los días perfectos para llevar a cabo estos momentos de ocio eran los fines de semana, y detallaba una a una todas y cada una de las cosas que él intentaba llevar a cabo todos los fines de semana. También aseguraba, que realizar dichas actividades te harían una persona de éxito. A continuación, te las contamos y ya nos cuentas en el apartado de comentarios qué te parecen y si estás de acuerdo.

No sientas remordimientos por tener momentos de ocio

  1. Revisa y haz balance de tu rendimiento semanal (laboral o estudiantil). Piensa en todas esas tareas importantes que tenías que llevar a cabo, haz memoria sobre si las hiciste, y calcula también si algunas se quedaron por hacer o las postergaste para otro momento. Hacer un balance semanal de este tipo, te ayuda a organizar mejor tu próxima semana, ya sea siendo más realista con los tiempos establecidos para una tarea y otra o bien para hacer aquellas tareas pendientes que dejaste la semana pasada.
  2. Recuerda también los buenos momentos que tuviste en la escuela o en el trabajo. A veces, vemos ese lugar de estudio o trabajo como una “cárcel o prisión”, sin embargo, en dicho lugar también tenemos muy buenos momentos. Recuérdalos y te darás cuenta de que todo no es tan negativo como crees.
  3. Sal a la calle, bien a pasear, bien a practicar algo de ‘running’, o tal vez, a sentarte en la plaza de tu barrio a charlar con vecinos y transeúntes. Salir de casa libera y descongestiona la mente.
  4. Queda con tus amigos y familia. Entre semana solemos tener poco o ningún tiempo para ver a los amigos o a la familia que no vive directamente con nosotros en el mismo hogar. Aprovecha tus días libres para hacerlo. Ellos seguro que te estarán echando de menos y tú lo agradecerás con el tiempo.
  5. Practica tu hobby preferido o busca alguno que te motive especialmente. ¿Qué tal pintar? ¿Y escribir un cuaderno de poesía o una novela? Si dices que nunca tienes tiempo para hacer lo que realmente quieres, es en estos ratitos de ocio cuando debes hacerlo. Busca algo que te motive o inspire y realízalo.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Estás de acuerdo con estas afirmaciones?


Categorías

Utilidades

Carmen Guillen

Cosecha del 84, culo inquieto de mal asiento y con múltiples gustos y aficiones. Estar al día en cursos es una de mis prioridades: nunca se deja de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *