Cómo reducir la ansiedad antes de una entrevista de trabajo

Cómo reducir la ansiedad antes de una entrevista de trabajo

La ansiedad afecta de forma directa al rendimiento intelectual y a la concentración del trabajador. Produce despistes de memoria. Y sin embargo, a veces la ansiedad es un círculo que se retroalimenta del miedo al desempleo de larga duración y sus consecuencias negativas. Es decir, el temor a no ser elegido en una entrevista, o incluso, la presión que siente el trabajador cuando lleva varios meses sin recibir una llamada para hacer una prueba, se torna una presión psicológica que puede ser difícil de sobrellevar. ¿Cómo superar la ansiedad previa a una entrevista de trabajo?

Pon tus ideas en orden

Reflexiona sobre qué es aquello que depende de ti. Por ejemplo, preparar de forma consciente esta prueba. Y reflexiona también sobre qué es aquello que no depende de ti. Tener claros ambos planos puede ayudarte a valorar qué es lo verdaderamente determinante. La ansiedad aumenta cuando intentas controlar aquello que trasciende a tu voluntad.

Una entrevista de trabajo no es un examen. Es decir, no existen respuestas acertadas o equivocadas en el sentido de una prueba de evaluación convencional. Por esta razón, no te tomes el hecho de no ser elegido en una entrevista como un suspenso porque en realidad, si el responsable de recursos humanos ha quedado con una buena impresión de tu prueba, puede guardar tu currículum para futuros procesos de selección. Con frecuencia, las puertas de trabajo no se abren de un modo inmediato.

Extrae conclusiones de la entrevista

Algunas personas observan la entrevista como una prueba totalmente improductiva cuando no han sido elegidas para la siguiente fase. Tu punto de vista cambia cuando aprendes que puedes extraer lecciones de aprendizaje si, por ejemplo, anotas en un cuaderno específicamente destinado a tal fin tus conclusiones. Por ejemplo, cuáles han sido tus fortalezas, debilidades y puntos de mejora en esta prueba.

Desdramatizar

Recuerda que siempre existe un plan B. Todas las puertas no se cierran por el simple hecho de no haber sido elegido en una entrevista de trabajo. De hecho, puedes buscar un plan B. Con el simple hecho de observar una posibilidad como opción posible, este hecho ya se activa en tu memoria. Por ejemplo, puedes valorar la idea de preparar una oposición o emprender un proyecto. Tu ansiedad se reduce cuando observas distintas alternativas. En lugar de sentirte encerrado en la frustración que produce no ser elegido en una entrevista de trabajo, cuando magnificas el poder de esta prueba.

Practicar mindfulness

La práctica de mindfulness como técnica de atención plena que pone una atención especial en el control consciente de la respiración como fórmula de relajación y los ejercicios de visualización, son especialmente terapéuticos para disfrutar del momento presente. De este modo, antes de una entrevista de trabajo puedes tranquilizarte y mantener la calma a través del control de la respiración.

De este modo, uno de los beneficios del mindfulness es que de una forma sencilla, puedes fomentar tu empoderamiento personal para tranquilizarte antes de una entrevista de trabajo. Puedes hacerlo con el control de la respiración.


Categorías

Consejos

Maite Nicuesa

Licenciada y Doctora en Filosofía. Experta en Coaching y PNL. Trabajo como redactora de medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *