Cómo subrayar lo más importante sin pasarnos

A la hora de estudiar, uno de los métodos más efectivos y también más usados por estudiantes y maestros, es el proceso de:

  1. Leer una y dos veces, la primera más rápida y sin detenernos, y la segunda más lenta y entendiendo lo que se nos dice.
  2. Subrayar lo más importante y las ideas principales.
  3. Realizar un esquema después con estas ideas principales y con todo lo subrayado…
  4. Para posteriormente, pasar al estudio y memorización de las mismas.

Es por ello, que hoy te queremos aconsejar sobre cómo hacer una de esas partes, concretamente el subrayado. Te diremos cómo subrayar lo más importante sin pasarnos ni quedarnos cortos en la obtención de ideas importantes y principales.

Consejos para un buen subrayado

  • Una vez hechas la primera y segunda lectura del texto, pasamos a una tercera donde realizaremos el subrayado del mismo.
  • Esta lectura debe ser lenta y detenida, párrafo a párrafo, para así hacer el siguiente punto correctamente.
  • Buscaremos las ideas principales, secundarias y palabras clave, que nos servirá para después hacer el esquema que estudiaremos.
  • Para destacar las ideas principales y prioritarias entre las secundarias y menos importantes, o bien utilizaremos diferentes tipos de subrayado (línea continua, línea discontinua, ondas, palabras rodeadas, etc.), o diferentes colores de lápices o rotuladores (a ser posible un color distinto para cada cosa: ideas principales el color rojo, por ejemplo, ideas secundarias en color azul y palabras claves en fosforito).
  • Puedes incluir también símbolos y/o palabras clave en los márgenes del texto con información relevante (flecha, admiración, asterisco, etc.) o un pequeño resumen de lo leído con tus palabras si las del texto te resultan complicadas de entender y memorizar.

Pero la pregunta es: ¿Cómo diferenciamos lo importante de lo que no lo es tanto? Fácil… A continuación te decimos a qué se les llama ideas principales, cuáles son las palabras claves y qué consideramos ideas secundarias:

  • Ideas principales: Son aquellas que vienen enunciadas en los propios títulos o subtítulos de nuestro texto a subrayar y estudiar:  ¿Qué?, ¿Cómo?, ¿Cuándo?, ¿Quién?, etc.
  • Ideas secundarias: Son las que nos detallan algo también importante de las ideas principales. Son algo menos importantes que las primeras pero también debemos tenerlas en cuenta.
  • Palabras claves: Son las palabras o palabra más relevante de la idea principal. Ejemplos: funciones, objetivos, características, etc.

Esperamos que esta información te haya sido de gran utilidad y la pongas en práctica. Esperamos buenos subrayados, y buenos resultados en esos exámenes. ¡Suerte!

¿Quieres aprender idiomas?
Saber idiomas es una aptitud fundamental para desarrollar tu futuro profesional. Si quieres más información, aquí la encontrarás:
Aprender idiomasAprender idiomas viajando
Te puede interesar

Escribe un comentario