¿Cómo aprender a estudiar? 5 consejos

Aprender a estudiar
El aprendizaje es inherente a la formación. Aprender a estudiar es un proceso que parte de la propia experiencia del alumno que a través del paso del tiempo logra nuevos objetivos. ¿Cómo aprender a estudiar? A partir de tu propia experiencia, comienza por reforzar tus fortalezas que son aquellos hábitos y rutinas que te ofrecen buenos resultados. A su vez, identifica los puntos de mejora. Para lograr este propósito puedes realizar el análisis DAFO. Enumera las debilidades que identificas, las posibles amenazas externas, las fortalezas que tienes y las oportunidades. A través de esta guía puedes tener una visión de contexto del objetivo a alcanzar.

En Formación y Estudios te damos cinco consejos para lograr este objetivo:

Comprensión lectora

El hábito de la lectura es uno de los más importantes para incrementar esta comprensión lectora. En algunos casos, esta es la causa de las dificultades en la comprensión de un texto. Cuando te adentres en un nuevo tema, comienza por leerlo con detenimiento durante un par de veces antes de comenzar a subrayar en un color que te guste las frases relevantes, aquellas que se refuerzan con ideas secundarias.

Para mejorar la comprensión lectora lee con detenimiento. Busca en el diccionario el significado de aquellos términos que desconoces.

Programación

Con el apoyo de una agenda puedes programar el tiempo dedicado a estudiar cada objetivo. La constancia es una de las premisas esenciales para mejorar los resultados. Por tanto, estructura estos fragmentos de tiempo evitando dejar para los días previos al examen el mayor nivel de esfuerzo.

Este cronograma de estudio no solo puede estar estructurado en tiempos, sino también en metas realistas y posibles.

Elección del lugar de estudio

La influencia que un lugar tiene sobre el estudiante es observable si piensas en la dificultad de concentrarte en un lugar lleno de distracciones. Por tanto, selecciona un lugar que te guste desde el punto de vista del interiorismo con el fin de que esos momentos de concentración sean más felices. Una zona de estudio debe contar con elementos básicos como un escritorio y zona de almacenaje. Este lugar también debe contar con una buena iluminación.

No solo puedes estudiar en un lugar. También puedes combinar estancias diferentes: la biblioteca del barrio y el hogar. Esta dinámica, a veces, ayuda a romper la rutina.

Cómo estudiar mejor

Actitud proactiva ante el estudio

Adopta un rol activo al estudiar. Rompe con la dinámica de memorizar los contenidos. Por ejemplo, hazte preguntas, reflexiona en torno a lo expuesto, realiza anotaciones en un cuaderno… Puedes mostrar esta actitud proactiva ante el estudio incluso durante el tiempo en el aula. Por ejemplo, toma la iniciativa de resolver las dudas al preguntar al profesor esta cuestión específica. Evita acumular más desconocimiento. También puedes estudiar en colaboración con otros compañeros de clase al trabajar en equipo.

Técnicas de estudio

A veces, la clave no reside en estudiar más sino en estudiar mejor. Y para ello, es importante emplear los medios adecuados. Las técnicas de estudio son recursos útiles. No solo es posible asistir a clases particulares para recibir formación de apoyo ante una asignatura difícil. Un estudiante también puede recibir un número de clases en concreto para tratar este tema que es tan importante. Son muchas las técnicas de estudio que puedes aplicar: la lluvia de ideas, el esquema, el mapa conceptual y el repaso son ejemplos de ellos. De todas las técnicas de estudio, selecciona aquellas que más te ayudan teniendo en cuenta, también, el tipo de contenido.

¿Cómo aprender a estudiar? Observa el valor que te ofrece tu experiencia para seguir evolucionando de manera positiva en esta dirección.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.