Las distracciones más comunes mientras se estudia

Las distracciones más comunes mientras se estudia

Para mejorar el aprovechamiento del tiempo de estudio, conviene analizar, también, las distracciones. Sin duda, esas pequeñas pausas, que no son sinónimo de falta de concentración, interfieren en los resultados. A continuación, explicamos cuáles son las distracciones que se repiten habitualmente.

Las distracciones más comunes mientras se estudia

Cada alumno afronta sus propios límites para concentrarse, sin embargo, hay variables que se repiten en un contexto tan tecnológico y cambiante. Es muy probable que te sientas identificado con alguna de las siguientes ideas.

¿Cuáles son las distracciones que más se repiten entre los estudiantes?

Videollamadas

La tecnología irrumpe en nuestra vida para brindarnos numerosas comodidades. Sin embargo, es importante darle su espacio y establecer algunos límites para gestionar las distintas formas de comunicación de manera consciente. Las videollamadas pueden convertirse en un foco de distracción.

Mensajes de Whatsapp

En ocasiones, el estudiante consulta con frecuencia los últimos mensajes que ha recibido por parte de amigos, compañeros de clase o familiares. Es decir, está muy pendiente de las novedades que recibe por medio de este canal. Sin embargo, es recomendable poner en silencio el teléfono para revisar los mensajes después de finalizar el horario de estudio.

Las redes sociales

Actualmente, las redes sociales son un reflejo de la cantidad de contenido que se publica en este contexto. No siempre es fácil mantener la atención en los libros. Las novedades de las redes sociales pueden parecer más divertidas a corto plazo. Sin embargo, se convierten en un importante foco de distracción.

Escuchar música

La música puede tener su lugar y su momento. Por ejemplo, puedes utilizar una melodía suave para crear una atmósfera relajante mientras haces alguna tarea que no requiere de mucho esfuerzo o concentración.

Aburrimiento

El modo en el que un estudiante se predispone a afrontar los objetivos del día influye en sus resultados. A veces, el aburrimiento se convierte en un ingrediente poco agradable durante el tiempo de estudio. Y el estudiante mira constantemente el reloj.

Visitas inesperadas

Las distracciones no solo se desarrollan a través de la tecnología, sino de forma presencial. Las visitas inesperadas de amigos y familiares pueden romper con la programación que habías previsto si su llegada se produce en el horario que tú habías elegido para estudiar.

Sensación de cansancio

Por otra parte, conviene indicar que hay otros factores personales que también pueden incrementar la dificultad ante el estudio. La sensación de cansancio es un ejemplo de ello.

Las distracciones más comunes mientras se estudia

¿Cómo evitar las distracciones?

Poner en modo avión el teléfono

No solo es aconsejable poner el móvil en silencio o en modo avión sino que, si es posible, es mejor dejar el dispositivo en otra habitación (si estás en casa). Si estudias en la biblioteca, recuerda que es importante mantener el silencio no solo para alimentar tu propia concentración, sino también para respetar las necesidades del espacio.

Tomar descansos

Las distracciones se convierten en una pérdida de tiempo en época de exámenes. Por el contrario, la planificación del tiempo puede centrarse en otros aspectos clave como el horario de inicio y de finalización de la jornada de estudio y repaso. Y, por otra parte, conviene integrar varios descansos breves para desconectar y cambiar de postura.

Avisar a los amigos y familiares de tus responsabilidades

No es necesario que todos los contactos de tu agenda conozcan tus horarios. Sin embargo, sí es recomendable que compartas algunas de tus rutinas con las personas que forman parte de tu día a día. De este modo, es menos probable que recibas alguna visita inesperada.

Estar descansado/a

Céntrate plenamente en tus estudios durante el horario que dediques a este fin y desconecta más allá de ese momento. Es decir, es fundamental que descanses, adoptes un estilo de vida activo y te cuides.

Motivarse

Los pequeños premios se convierten en un buen aliciente a corto plazo en una tarde de estudio. Por ejemplo, tras cumplir con tus objetivos, puedes disfrutar de un nuevo capítulo de tu serie preferida. La motivación interna es muy positiva.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.