Principales ladrones de tiempo en el teletrabajo

Categorías: Formación

Sin duda, trabajar desde casa tiene sus ventajas, sin embargo, el concepto de empleo es el mismo tanto si se desarrolla una labor desde casa o en la oficina convencional. Es decir, existen unos plazos de entrega en los proyectos y una exigencia. Y sin embargo, aunque el nivel de estrés al trabajar desde casa es menor, también es posible perder más tiempo. ¿Cuáles son los principales ladrones de minutos que pueden convertirse en horas?

Pérdida de tiempo en el teletrabajo

1. Las visitas inesperadas y las llamadas de teléfono. Al trabajar desde casa, corres el riesgo de que tus familiares y amigos no comprendan cuándo estás disponible. Por tanto, es mejor que especifiques cuál es tu horario para atender visitas.

2. La televisión. Habrá momentos en los que, ante la pereza del trabajo diario, no puedas evitar la tentación de encender la televisión para ver tus programas preferidos.

3. Picar entre horas es otra de las tentaciones posibles cuando se trabaja en el hogar. Y las visitas al frigorífico también roban minutos a la jornada laboral.

4. El buen tiempo. Aunque pueda parecer una contradicción, estar en casa y observar días de sol que invitan a los planes al aire libre, supone un esfuerzo extra para los profesionales que trabajan desde casa y en ocasiones, realizan jornadas de auténtico maratón.

5. Otra tentación humana y muy posible es la de dormir hasta más tarde. Y una mañana no aprovechada se convierte en un día con estrés constante para recuperar el tiempo perdido. Improvisar el horario cada día, en función del estado de ánimo, afecta a la productividad laboral ante la falta de hábitos.

6. Pasar demasiado tiempo en casa. Es decir, debes buscar estímulos para que toda tu vida no gire en torno a tu hogar. Por ejemplo, asiste a clases de formación o a la biblioteca con tu ordenador para trabajar un rato.

Consecuencias de una mala gestión del tiempo

Categorías: Consejos

El tiempo es oro, sin embargo, también es el punto débil de la mayor parte de los trabajadores. Todos hemos vivido en algún momento el malestar de no optimizar nuestra agenda al tener la sensación de ir contrarreloj. Sin embargo, es importante escuchar los síntomas de este malestar a tiempo para poner remedio. ¿Cuáles son los efectos secundarios de esta actitud?

Efectos negativos de este estrés

1. Cuando pasas por una situación de este tipo, no disfrutas de tu trabajo. El lastre de la prisa no te deja concentrar en los detalles. Y te pierdes muchos matices por el camino.

practicas-en-el-extranjero-sin-sueldo-ni-gastos-pagados

Sí, suena algo “loco”, pero es la queja a la que se está enfrentando el Ministerio de Asuntos Exteriores por ofrecer a sus estudiantes prácticas en el extranjero sin asumir sus correspondientes sueldos ni otros gastos. Según estos estudiantes, “sólo pueden optar a una educación de calidad aquellos alumnos cuyos padres puedan permitirse pagar todos sus gastos en el extranjero”.

cursos-online-que-empiezan-en-octubre

Categorías: Estudios

Si estáis tras la búsqueda de cursos gratuitos y a distancia esta es vuestra oportunidad para apuntaros a algunos de ellos. Os presentamos algunos cursos online que empiezan en octubre en la plataforma Miriada X.

Si te gustan, sólo tendrás que acceder a su web, con tu usuario y contraseña (si ya estás registrado/a) o registrarte como nuevo usuario/a y disfrutar de ellos gratuitamente. A continuación te detallamos los títulos y descripciones.

adicto al trabajo

Categorías: Consejos, Formación

Cuando se llega a la vida adulta parece que el trabajo debe ser el centro de todas las personas, dejando a un lado todo lo demás. Sin embargo, la realidad es que las personas y el bienestar emocional es mucho más importante que todo esto. Si te sientes estresado/a o que no rindes bien en el trabajo, estás siempre cansado/a o malhumorado/a, es posible que tengas una sobrecarga de trabajo que no te deje estar bien del todo.

Parece que el exceso de trabajo se ha convertido en un tema recurrente entre los jóvenes que empiezan sus carreras… parece que alguien que empieza un trabajo deba trabajar más de 100 horas a la semana… pero, claro… no hay cuerpo ni mente que pueda aguantar eso, teniendo en cuenta que en una semana hay 168 horas. ¿Realmente vale la pena tener una sobrecarga de trabajo continua?