Cómo hacer un esquema

Descubre cómo hacer esquemas

Son muchas las técnicas de estudio que podemos utilizar. Es importante que el alumno se implique en la elaboración de un buen esquema. De lo contrario, el estudiante desmotivado no aprovecha verdaderamente el tiempo durante la realización del esquema.

Es necesario saber qué es un esquema y cómo hacerlo para utilizar esta técnica en el estudio. Además, también es importante encontrar un lugar adecuado para tener una buena concentración y poder prestar toda la atención necesaria al tema.

¿Cómo hacer un esquema?

Aprende a hacer esquemas fácilmente

Para estudiar

Es muy importante poseer unos apuntes finales que nos ayuden a repasar los días previos a un examen. Esta herramienta de repaso es esencial siempre, pero todavía más cuando el contenido es extenso. De este modo, podemos recordar qué es lo esencial.

Los esquemas, que complementan los resúmenes tradicionales, nos ayudan a recordar la información. El alumno los utiliza para repasar antes de la fecha de un próximo examen. Esta herramienta cumple una función práctica.

¿Cómo cómo hacer un esquema? Estas son algunas de las indicaciones que puedes poner en práctica:

  • Como hemos comentado previamente, debes leer los apuntes varias veces y subrayarlos. También es recomendable tomar notas en el margen.
  • Elige un título para el esquema que defina perfectamente cuál es el tema principal.
  • Identifica los apartados más importantes del tema para desarrollar la información con un orden claro.
  • Resume y sintetiza el contenido de cada apartado. Si lo necesitas, utiliza algunas abreviaturas para aprovechar todavía mejor el espacio del folio.
  • Enlaza distintos conceptos para crear un hilo conductor entre las ideas principales y los datos secundarios.
  • Si lo deseas, también puedes utilizar varios colores para diferenciar temas. De este modo, esta diferenciación te ayuda a identificar un contenido específico.

Tras finalizar este proceso, repasa el esquema para realizar cualquier corrección. Utiliza esta herramienta de estudio para repasar. Es muy importante que el tiempo de estudio sea de calidad. Y los esquemas te ayudan aprovechar todavía mejor los minutos que inviertes en un objetivo académico.

Artículo relacionado:
Los mejores trucos para estudiar

En Word o en el ordenador

Puedes utilizar distintos recursos para elaborar un buen esquema. Usar lápiz y papel te permite realizar esta tarea en cualquier lugar. Pero quizá prefieras desarrollar el contenido en el ordenador. En ese caso, puedes utilizar Word. ¿Cómo comenzar esta tarea? Pulsa directamente sobre el menú Vista, y observa las opciones que integra. En este apartado encontrarás la sección Esquema. Al hacer clic sobre el mismo, podrás observar el texto del documento con dicha estructura.

El formato visual de un esquema desarrollado de este modo no está compuesto por una sucesión de llaves o flechas. La relación entre las ideas principales y secundarias se percibe inmediatamente por medio de una organización en diferentes niveles. Cuando has pulsado el apartado Vista y la sección Esquema en Word, la barra de herramientas presenta una amplia variedad de recursos para dar forma al ejercicio. Estructura el contenido en torno a distintos niveles de títulos.

Un buen esquema destaca por su perfecta organización visual. Presenta de forma sintética los puntos principales que profundizan en torno al tema principal. Hemos comentado que un diseño elaborado en Word muestra un texto que está organizado en diferentes niveles. Sin embargo, el programa también permite integrar en la escritura símbolos específicos de un esquema en papel. Para ello, crea un nuevo documento, pulsa en el menú Insertar y consulta las opciones disponibles en el apartado Formas.

Al hacer clic sobre este punto puedes observar una amplia variedad de diseños de flechas de bloque, diagramas de flujo, líneas y otras formas básicas. De este modo, puedes personalizar el esquema con distintos signos que te ayuden a estructurar la información. ¿Qué ocurre si el tamaño de una llave o de otro signo que has seleccionado ocupa demasiado espacio en el documento? Puedes ajustar este aspecto para darle la forma precisa.

Cómo hacer esquemas bonitos o creativos

Los esquemas bonitos o creativos se pueden hacer de manera sencilla

En Formación y Estudios te damos algunas propuestas y recomendaciones para lograr el objetivo:

  • En primer lugar, prioriza lo verdaderamente importante: el contenido. La estética de un esquema mejora de forma significativa cuando la información está perfectamente organizada. Es decir, es una consecuencia directa de una excelente preparación previa. Ya que, en ese caso, existe un orden visual que conecta los puntos principales. Para potenciar la creatividad durante la realización del ejercicio, es recomendable que utilices algunos borradores antes de definir los detalles del esquema final. De este modo, tienes la posibilidad de hacer correcciones, valorar alternativas, comparar diseños diferentes, identificar algunas mejoras y perfeccionar el documento por medio de la atención al detalle. La experiencia práctica es esencial para crear esquemas originales y bonitos.
  • Realiza dibujos junto a palabras importantes para acompañar el concepto con una imagen visual. Con frecuencia, el objetivo principal de la realización del esquema es utilizarlo como herramienta de estudio para repasar el contenido de un examen. La excelente combinación de texto e imagen es perfecta para mejorar la memoria visual y la comprensión de la información. No se trata de realizar múltiples dibujos que complementen el esquema, sino de utilizar esta creatividad de forma intencional para poner el acento en aquellos aspectos que presenten un mayor nivel de dificultad. ¿Cuál es el objetivo del dibujo? Clarificar la información.
  • La elección del tipo de letra es otro de los aspectos que debes concretar en la realización de un esquema a ordenador. La fuente seleccionada debe embellecer el texto de forma visual pero, aunque la estética es relevante, el tipo de letra no es el elemento principal de un esquema. Lo verdaderamente esencial es el contenido y aquello que expresa. Conviene tenerlo presente para que la creatividad esté perfectamente alineada con el fin principal: facilitar la comprensión y el entendimiento del tema analizado. Por ejemplo, utilizar distintos tipos de letra en un esquema puede llegar a producir una sensación de caos y de ruido visual.
  • Utiliza varios colores para crear un esquema bonito. Busca la armonía entre los tonos seleccionados. Y, a su vez, elige tonos que destacan sobre el fondo. Si no existe esta distinción clara entre el tono en sí mismo y el fondo en el que se enmarca se produce una mayor dificultad en la lectura.
  • Brevedad. Un buen esquema consigue sintetizar con maestría la esencia del texto completo en un espacio más pequeño. Para ello, conviene identificar cuáles son las palabras clave que se repiten en el texto e integrarlas en dicha técnica de estudio. Relee la información completa y elimina aquellas palabras o frases que no aportan un verdadero valor. Quita todo aquello que sobra. La estética del esquema mejora cuando existe una mayor claridad.
  • Personaliza el formato del esquema desde tu perspectiva. Cuando realizas tus propios apuntes, haces un resumen o elaboras un esquema, profundizas en el tema de estudio. Por ello, es tan recomendable que, aunque puedas repasar un contenido a partir del esquema de otro compañero, te impliques en la elaboración de tus propias elaboraciones. Personaliza el esquema con el tipo de letra, el formato, los colores o los signos que más te gustan. Utiliza aquellos ingredientes que te ayuden a incrementar la comprensión de lo estudiado gracias a una cuidada presentación.
  • Busca inspiración en otros esquemas que pueden servirte de ejemplo.

En definitiva, busca el equilibrio entre forma y contenido para crear un esquema con una estética cuidada.

Qué es un esquema

Un esquema es una herramienta que pone en relación distintos conceptos vinculados en torno a un hilo conductor. Ofrece una representación visual de un tema que, estructurado de este modo, queda perfectamente organizado. La síntesis es la clave de esta técnica de estudio tan utilizada en el colegio, en el instituto, en la universidad y en la preparación de oposiciones. Ya que, este es uno de los ámbitos de aplicación que tiene este medio.

Un esquema también puede servir de guía para seguir las indicaciones de un plan de acción. Por ejemplo, un emprendedor puede utilizar una referencia expuesta de forma esquemática para realizar un plan de negocio.

Cuando un alumno utiliza el esquema en el plano académico, pone en relación esta herramienta con el tema al que remite esta representación. De este modo, al establecer esta vinculación, es posible sintetizar las ideas principales en este análisis. Para realizar un buen esquema, previamente, es necesario leer con detenimiento el contenido a resumir para analizarlo, subrayarlo y tener una visión general del mismo.

Tipos de esquemas

Hay muchos tipos de esquemas

Elige el tipo de esquema que te ayude a repasar mejor. Es decir, de entre todos los formatos disponibles, puedes tener una mayor preferencia por uno de ellos.

De flechas

Este es el enlace elegido para mostrar la vinculación existente entre los puntos que forman parte de esta exposición descrita de forma esquemática. En este caso, una idea conecta con otra a través de una flecha que sirve de enlace. Una de las ventajas de este formato es que resulta muy sencillo y, al mismo tiempo, clarifica perfectamente la información.

Las tesis principales quedan reforzadas con la argumentación de las ideas secundarias. El uso de flechas te permite desarrollar la idea inicial con nuevos datos que quedan perfectamente vinculados. Durante el repaso, puedes observar fácilmente la posición que cada idea ocupa en el esquema y cuál es su vinculación con el contexto. Solo tienes que seguir la dirección de las flechas para resolver cualquier duda al respecto.

De llaves

¿Prefieres utilizar un formato alternativo a la primera opción descrita anteriormente? En esencia, el esquema de llaves es muy similar al anterior. Sin embargo, utilizas un recurso distinto para presentar la conexión existente entre las distintas ideas. En este caso, las llaves forman parte de esta representación visual. Aunque este tipo de esquema sea uno de los más claros, puede no serlo si el contenido a resumir es muy extenso. La representación adquiere una mayor complejidad cuando presenta un alto número de apartados diferenciados.

Esquema horizontal o vertical

En un esquema puedes observar distintas ramificaciones a partir de la idea inicial. Pero el tipo de representación también puede diferenciarse por la forma de estructurar los datos. Escribir las ideas de forma vertical u horizontal son algunas de las opciones más utilizadas. Esto influye, por tanto, en la experiencia de la lectura. Según el tipo de esquema, la lectura se lleva a cabo desde la parte superior del folio hacia abajo o, por el contrario, de izquierda a derecha.

Esquema de columnas

Un esquema es una herramienta de estudio, por tanto, este es un instrumento que tiene un fin práctico. Conviene seleccionar un formato sencillo para poner el foco en lo importante: la comprensión del tema. Pues bien, este tipo de esquema es aquel que agrupa los datos en torno a varias columnas perfectamente diferenciadas. Cada una de ellas reúne las ideas en torno a un hilo conductor específico. Pero, a su vez, cada una de las columnas está relacionada con las demás.

Esquema alfabético

Este tipo de esquema, en lugar de utilizar llaves o flechas para enlazar las diferentes ideas, usa las letras del alfabeto. Las mayúsculas se utilizan para resaltar las ideas principales. Por el contrario, las minúsculas introducen los datos secundarios.

Esquema de números

Todos los esquemas nombrados hasta el momento tienen características propias, pero son idénticos en lo esencial. El propósito de esta representación es exponer de forma clara una información. Pues bien, hay maneras diferentes de organizar esos datos: los números permiten agrupar términos diferentes, establecer subdivisiones y estructurar cada contenido. Este tipo de enumeración es muy sencilla.

Combinado: letras y números

Este es un tipo de esquema que no utiliza un único tipo de ingrediente, sino la suma de los dos descritos anteriormente: los números y las letras del alfabeto. Aunque puedes inspirarte en los ejemplos descritos previamente para elaborar un buen esquema a partir de un formato que solo utiliza un tipo de signo, también puedes enriquecer visualmente este ejercicio con la suma de dos ingredientes como estos, ya que letras y números se complementan.

Las ideas presentes en un esquema pueden exponerse de forma secuencial. Pero también existen esquemas que reflejan un nivel de jerarquía entre los conceptos. De este modo, un dato tiene más relevancia que otro. Y esto queda reflejado en la manera de organizar la información.

Así como es positivo que estudies y repases el tema de un próximo examen a partir de tus propios apuntes, también es recomendable que elabores tus propios esquemas. Para ello, selecciona un formato que te resulte útil y claro.

Por qué hacer esquemas

A algunas personas les resulta aburrido este ejercicio pero es muy importante no saltarse este paso. El esquema te ayuda a organizar la información y a darle un orden. Además, esta estructura ordenada facilita la comprensión del contenido analizado. Todos los datos, perfectamente vinculados, adquieren sentido en el contexto de un buen esquema.

Esta herramienta te ayuda a estudiar de forma ordenada. Y siguiendo cada paso, aprenderás antes los conceptos.

El orden de estudio para hacer esquemas

Para realizar un buen estudio será necesario saber un orden donde el esquema tendrá el quinto lugar. Una vez que se llega al esquema el contenido de estudio ya tendrá que estar bien comprendido. De este modo se podrá realizar un buen esquema que pueda aportar las ideas principales a destacar y además, que esté bien ordenado para poder recordar mejor los conceptos.

El orden de estudio para hacer esquemas será el siguiente:

  1. Lectura rápida. En primer lugar, haz una prelectura rápida del texto de estudio para saber cuál es el tema central. De este modo,  adquieres un primer contacto con el objeto de estudio.
  2. Divide el contenido en secciones para poner el foco en los apartados que componen el tema.
  3. Lectura y comprensión del texto. En esta fase, lee con detenimiento el texto para comprender el mensaje. Anota aquellos conceptos que te resulten más complicados para buscar su significado en el diccionario. De este modo, entiendes con más claridad la totalidad del texto.
  4. Subraya las ideas principales. El subrayado es necesario antes de hacer el esquema. El subrayado te ayuda a escoger las ideas principales y poder descartar aquellas que no nos tan relevantes. Gracias al subrayado, puedes organizar mejor el contenido que debes estudiar.
  5. El esquema. El esquema es fundamental para poder realizar un estudio con éxito. En esta etapa, organiza las ideas principales que has subrayado en el texto. De este modo, puedes darles un orden para visualizar y entender el contenido.
  6. El esquema complementa la información del texto. Añade síntesis y claridad. Utiliza esta herramienta para profundizar en los conceptos más complejos.
  7. El repaso. Utiliza este recurso para repasar el contenido de un próximo examen.

De este modo, durante este proceso de estudio, también podrás comprobar qué aspectos necesitas reforzar todavía más.

Calidad vs cantidad de estudio

Las personas que están estudiando en cualquier etapa académica deben priorizar la calidad en el tiempo de estudio. Es decir, es mejor estudiar menos tiempo que estar durante horas ante el libro, pero sin aprovechar verdaderamente este espacio temporal. Conviene mejorar la gestión del tiempo para lograr los objetivos deseados.

Por tanto, la motivación es esencial para estudiar y realizar esquemas. Concéntrate en tu objetivo principal para elaborar un esquema claro y ordenado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

11 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Atreyu dijo

    muy buen respuesta para una pregunta casi difisil, bueno esta todo en el contenido buena el resumen y el contexto q lleva, sigan asi sean directos no le den tanta guelta para una preguna tan fasil no vemoj y felizidades !!!

  2.   PALOMA BELEN CEJAS dijo

    QUISIERA QUE EN INTERNWET PUSIERAN MAS OPCIONES DE ESQUEMAS

  3.   jenni dijo

    seria bueno q explicaran mas sobre ese tema

  4.   83l3n dijo

    quiero que pongan más ejemplos de esquemas, como hacerlos.

  5.   MJ castas dijo

    Grcias, pero me gustaria más informacion, aun quedan dudas…. !!!!

  6.   perla dijo

    me gustari aque pusieran mas informacion sobre ese tema osea que se mas entendible .ok.

  7.   yajaira guadalupe dijo

    osea !que les pasa! que quieren que aga con tantita informacion, aun hay muchas dudas con este tema. ok.

  8.   residencia universitaria dijo

    Muy bueno el artículo que nos comparte sobre cómo hacer o crear un esquema que nos ayude a estudiar o a concentrarnos mejor, lo principal es la disciplina al momento de hacer el esquema porque no vale de nada tener un buen esquema si no lo aplicamos y lo seguimos al pie de la letra

  9.   Eva dijo

    No me queda claro como desarrollarlo es dificil con tanto apunte sacar tan poco

  10.   Pancho dijo

    Estuvo bueno wey

  11.   Tu awela con patas dijo

    Me gusta el nepe crudo